Un ERP en la nube es la mejor inversión para tu negocio

¿Quién dice que un sistema de Planeación de Recursos Empresariales (ERP, por sus siglas en inglés) no es viable para la gestión de una empresa pequeña como la tuya?

Adquirir un sistema de ERP para pymes es una de las mejores decisiones que puedes tomar. Sin embargo, muchos pequeños negocios consideran que son “demasiado pequeñas” para un sistema de esta clase.

Esto se deriva de la falsa idea de que el número de usuarios es lo que determina la necesidad de una solución ERP en la nube.

Distínguete de la competencia

Ningún negocio es pequeño para una solución ERP y debe ser más rápido y ágil que la competencia. Esta solución permitirá aparecer, actuar y operar como un negocio a escala empresarial.

El ERP es una herramienta clave para la gestión de una empresa en la producción, el procesamiento de pedidos y el inventario.

También monitorea los recursos empresariales como ingresos, materiales, pedidos, personal y capacidad de fabricación, y todo en un único sistema interactivo de gestión de bases de datos con un panel de control y analíticas integradas.

Un ERP a tu alcance

Es cierto que hasta hace poco no había muchas opciones ERP adecuadas para las pymes, pues resultaba demasiado caro y complejo crear la infraestructura necesaria para adoptar las soluciones de escala corporativa.

Sin embargo, los recientes avances tecnológicos han abierto la puerta a opciones más prácticas para pequeñas empresas, que son capaces de combinar y automatizar funciones clave del negocio, tales como procesamiento de pedidos, producción y finanzas.

¿Qué beneficios obtienen las pequeñas empresas de ERP?

  • Transparencia: todos los datos relevantes pueden ser compartidos por todos los departamentos. Esto elimina la necesidad de volver a ingresar o exportar datos.
  • Mejor toma de decisiones: los datos en tiempo real proporcionados por el sistema benefician la comercialización, la gestión y la contabilidad, y permiten tomar decisiones vitales oportunas.
  • Productividad: gracias a los procesos de negocios racionalizados, el personal puede ampliar su enfoque con mayor claridad en la gestión de un mayor volumen de negocios.

Cómo implementar un ERP

La mayoría de las pequeñas empresas comienzan con lo básico; por ejemplo, una combinación de software de contabilidad simple y procesos basados en documentos, es decir, hojas de cálculo y documentos sincronizados.

Un ERP puede automatizar los procesos manuales, asignando más tiempo de la empresa a ventas y desarrollo de negocios en lugar de tareas administrativas. Además, el software ERP permite sincronizar el flujo de trabajo de la consulta a la factura y el pago.

Sabes que es tiempo de implementarlo cuando:

  • La cantidad de inventario en el almacén es difícil de determinar.
  • El pronóstico de ventas se basa principalmente en conjeturas.
  • La empresa lucha para mantenerse al día con un aumento de las órdenes o se basa en gran medida en las hojas de cálculo de Excel.
  • El obtener datos confiables se ha vuelto problemático.

Factores al elegir qué ERP es mejor para tu empresa:

  • Facilidad de uso: las soluciones ERP modernas vienen con interfaces de usuario que pueden integrarse fácilmente con la mayoría de las herramientas empresariales, como los programas de Microsoft y Google.
  • Personalización: el sistema debe ser escalable a las metas de tu negocio.
  • Adaptabilidad: es importante seleccionar una solución de ERP con las características que mejor se ajusten a los objetivos de tu negocio.
  • Plataforma Cloud: con la aparición de soluciones ERP en la nube, un modelo asequible de pago por transacción ya está disponible para las pymes.

Tener un sistema ERP para pymes representa más beneficios de lo que te imaginas. Adelántate a tus competidores y verás que un ERP en la nube es la mejor inversión.

Almacena, sincroniza y comparte archivos fácilmente en la nube. Descarga nuestro eBook aquí.